Conociendo las bombillas de LED

conociendo las bombillas LED

¿Qué es LED?

Actualmente, nos encontramos la palabra LED en todos sitios; televisiones LED, linternas LED, decoración con LED, móviles con pantallas LED o los interiores de los frigoríficos nuevos, que también incorporan luces LED.

Pero, ¿qué significa LED?

Sus siglas nos definen la palabra como Light Emitting Diode, es decir Diodos Emisores de Luz como fuente luminosa.

Los diodos funcionan con energía eléctrica corriente continua, de modo que las lámparas de LED, incluyen circuitos internos para operar desde el voltaje CA estándar.

Tienen una vida útil larga, y una gran eficiencia energética, aunque los costos son más altos que los de las bombillas fluorescentes.

Su color blanco característico, es debido a un material semiconductor, emitiendo la luz en una banda de longitudes de onda muy estrecha y coloreada.

¿Cuánto ahorramos con las bombillas de LED?

El ahorro que genera una bombilla de estas características, depende de los vatios, pero también en los gastos del mantenimiento.

En el hogar, 10 lámparas de bombillas incandescentes, (las de luz amarilla de toda la vida) de 60w, comparadas con unas bombillas LED de 7w ahorran hasta un 88% con iguales horas de uso.

El precio de una bombilla LED puede variar entre 10 a 60 euros dependiendo de la potencia, ángulo de apertura de luz o tipo de casquillo.

Cambiar 10 bombillas normales, por bombillas de LED, nos supondrá un total de 200 euros, lo que ahorraremos en un año.

Como ya hemos dicho, su precio es alto, por ello, si deseamos cambiar las bombillas, es recomendable que empecemos por las habitaciones que más ocupemos.

¿Cuáles son las ventajas de las bombillas de LED?

  • Ahorramos energía:

Consumen hasta un 88 % de energía, por lo que la factura de la luz ahorras entre 50 y 280 euros.

  • No quema:

La energía que consumen se convierte en luz, al contrario que la bombilla incandescente que produce calor.

  • Alta duración:

Duran hasta 45,000 horas de uso (unos 15 años) si las encendemos 8 horas al día con el mantenimiento mínimo.

  • Menos contaminante:

No contiene ni mercurio ni tungsteno y reduce las emisiones de CO2 en un 80%.

  • Resistente:

Aguanta temperaturas extremas, como la humedad o las vibraciones.

  • Encendido rápido.

  • Fidelidad de colores:

Posee un indice cromático de 80 sobre 100, ofreciendo diferentes tonos de luz como fría o cálida, ajustándose a todo tipo de ambientes.

¿Cómo elegir una bombilla de led adecuada?

Deberemos tener en cuenta que espacio queremos iluminar o la intensidad que queremos dar a cada habitación.

Debemos recordar algunas características que nos ayuden a elegir la opción más eficiente.

  • Casquillo:

Hay diferentes tipos. La letra indica el tipo de rosca, y los numero el diámetro.

  • Tono de luz:

Puede ser amarilla o blanca, esto se expresa en grados Kelvin (K).

  • Formas:

Esto meramente aporta el toque estético y que varia según la lampara.

Las más habituales son redondas, en espiral o globo.

  • Potencia lumínica:

Es la cantidad de luz que emite la bombilla, expresado en lúmenes (lm), entre más cantidad de lúmenes, tendremos más intensidad.

  • Consumo:

Se mide en vatios (W), a menos vatios, más ahorro.

  • Durabilidad:

Es el numero de horas de emisión de luz que tiene la bombilla.

  • Encendido:

Las halogenas y led se enciende instantáneamente y las fluocompactas tardan de 20 a 60 segundos.

  • Cantidad de ciclos:

Es la cantidad de veces que se pueden apagar y encender, las bombillas de LED son las que mejor resiste a los encendidos y apagados sin reducir su mantenimiento.

  • Angulo de apertura:

A menor angulo, más focalizada está el haz de luz en un punto concreto.

Para las habitaciones se aconseja un angulo de 120 grados de apertura, aunque si es para enfocar, por ejemplo una vitrina, 40 grados serian bastante.